Un año más, y ya van cinco, se celebro el Kristonfest en tierra bilbaina, y un año más, este festival de bajo presupuesto, volvió a sorprender reuniendo a bandas de la talla de Wolfmother, Uncle Acid & The Deadbeats, Elder, Crowbar, Black Rainbows… se puede decir que de lo mejorcito de cada casa. La etiqueta stoner se le queda pequeña tras estos años, la reunión de bandas como Colour Haze, Clutch o Truckfighters años atrás, paso a una versión más metalera encabezada por Gojira el año pasado, para en esta nueva edición, reunir un cartel de lo más completo.

Wolfmother, con dos únicas fechas en España (Bilbao y Barcelona) era uno de los grandes alicientes, y es que la banda de Andrew Stockdale, con nuevo disco en la mochila en su versión más setentera, tiene mucho tirón. Pero si algo bueno tiene el kriston, en su nueva versión de dos días, es el poder encontrar a una banda en alza como Uncle Acid & The Deadbeats (que es capaz de meter su música en un anuncio de Audi) junto a Kirk Windstein, alejado de Down, en su versión Crowbar, a Elder, o al buque insignia de Gabriele Fiori y su Heavy Psych Sounds con Black Rainbows, unos renacidos Trouble y unos sorprendentes Carousel con la parte más hardrockera del festival.

En este punto, y párrafo aparte, nuestras disculpas a unos SANTRO ROSTRO, con mayúsculas, ya que las circunstancias no nos permitieron llegar a tiempo para disfrutar de ellos y verles abrir el festival.

Dos días de festival organizados al dedillo por parte de Noise On Tour, con el nombre personal de Gorka Baraizarra. Un festival indoor de dos días que compagina sala y horarios, con bajo presupuesto y que suena y funciona a las mil maravillas, precios más que asequibles y una ambiente inigualable por parte de todos.

Bueno, parcos en palabras y acostumbrados a comentarios del tipo “Mierda de crónica… eso lo escribo yo” os dejamos con el vídeo que realizamos durante los dos días y punteamos impresiones… organización de diez, echamos de menos algo más de asistencia dado que el nivel de los grupos, por muy independientes que sean, era altísimo, esa sala suena muy bien, Wolfmother repaso sus grandes éxitos, Uncle Acid, la versión más alternativa, también, Elder y Black Rainbows nunca nos defraudan, y Trouble y Carousel, propusieron una experiencia sorprendente.

 

Un año más, y que sea por muchos, un placer…

IMAGEN: LUIS MONTERO RUEDA